Saudade São Tomé, São Tomé e Príncipe

Almada Negreiros: De Saudade a la Eternidad


Radio MP3 a batería
Un niño de la zona de Saudade sostiene una radio Somitec.
De Saudade al mundo
La niebla se cierne sobre la Casa-Museo Almada Negreiros.
volver al anhelo
Un empleado de la Casa-Museo Almada Negreiros baja las escaleras del porche.
Plátano con Abundancia
Gran racimo de plátanos colgados en el porche de la Casa Museu Almada Negreiros de Saudade.
Hijos de Saudade
Joaquim Victor, también nacido en Saudade, muestra un libro sobre Almada Negreiros.
Placas Conmemorativas
¿Cómo estuvo Rosa?
Joaquim Victor muestra imágenes antiguas de Roça Saudade.
El Balcón sobre la Selva
El pórtico superior de la Casa-Museo Almada Negreiros.
Más bajo
Casas perdidas en la niebla y la frondosa vegetación de Saudade.
sonido somitec
Un niño de la zona de Saudade sostiene una radio Somitec.
La cima de la Roça Vieja
El porche de la Casa-Museo rodeado por la selva umbral del PN Obo.
Forma Negreiros
Figura representativa de Almada Negreiros, entrada a su Casa-Museo de Saudade.
Almada Negreiros nació en una hacienda del interior de São Tomé en abril de 1893. Al conocer sus orígenes, creemos que la exuberante exuberancia en la que comenzó a crecer oxigenó su fecunda creatividad.

Cuando casi llegábamos a los húmedos y exuberantes dominios de la antigua Roça Saudade, nos distrajo un espectáculo extraño.

A ambos lados del empedrado de la ladera aparecían allí, como canteros, hechos de una especie de matas de algodón y hojas amarillas, otros, más viejos, de un naranja gastado, todos ellos víctimas de un otoño que el Santo Tomé ecuatorial no sé

Abrimos las puertas del Jimny para conseguir el sentido del tacto. Estamos en esta experiencia cuando dos santotomenses aparecen desde el fondo de la ladera, caminando sobre dicha alfombra.

Uno de ellos, el más joven, viste botas de agua, shorts rojos y un polo deportivo azul, un supuesto uniforme de la selección australiana de fútbol en Camp David.

Por sí mismo, la imagen ya resultó ser inusual. Por si fuera poco, el chico lleva colgado al cuello un radio reproductor de MP3, portátil y peculiar, de la marca Somitec, Hecho en China, ni esperábamos nada más.

Detectamos algo de surrealismo en la escena. Nos esforzamos por retratarlo. El niño sostiene el teléfono con ambas manos. Nos otorga un presagio sonriente que va bien con el follaje verde del fondo.

Él y el adulto siguen el camino de terciopelo. Nos quedamos un momento más para examinarlo.

Cuando retomamos el camino, nos llama la atención lo que habría resultado si, en lugar de nosotros, hubiera sido la polifacética e inquieta Almada Negreiros para cruzarse con tal estampa, además, en su tierra.

Mientras lo pensábamos, nos rendimos a la evidencia de que, aun en el corto período que vivió en el corazón de la isla, no le habrían faltado excentricidades ecuatoriales.

Santo Tomé estaba en duda.

Pocas islas esconden el exotismo salvaje y del fin del mundo en medio del mundo que conservan Santo Tomé y Príncipe.

Llegada a Saudade y a la Casa-Museo Almada Negreiros

Completamos la rampa. Poco después nos encontramos con el espacio de Roça Saudade.

Estaba delimitado por tres o cuatro cañas de bambú.

Frente a una figura recortada y negra de Almada destacada en un cuidado jardín, de frente o de espaldas -la posición de la figura nos pareció ambivalente- al edificio renovado de la propiedad.

Pasamos al otro lado de la fachada. Una escalera en forma de L nos conduce al basamento de mampostería secular del edificio, hoy restaurado.

Desvelamos el muro que cobijaba los escalones, ilustrado con el famoso comienzo “¡Basta pum Basta!” del Manifiesto Anti-Dantas, complementado con citas de Negreiros:

“Las personas que más admiro son las que nunca terminan”. La civilización es un fenómeno colectivo. La cultura es un fenómeno individual”. el último, de “Cultura e Civilização” que el poeta también inauguró con “Una mesa llena de frijoles”.

Joaquín Víctor. Hijo de Saudade, Mentor de la Casa-Museo Almada Negreiros

Al otro lado del mural nos espera una nueva escalera, ésta de madera. Y, a la cabeza, el joven empresario Joaquim Victor, también hijo de Saudade.

Fue Joaquim quien se encargó de restaurar la casa natal de Almada Negreiros, aunque al principio no sabía –como casi nadie lo sabía en Santo Tomé y Príncipe– que el artista era de Roça Saudade.

Joaquim Victor, sintió, por las horas que eran y por nuestro aire cansado, que necesitábamos recuperar energías. Nos sentamos en una mesa en la terraza del porche, con vista a la selva cubierta de niebla que se extiende desde allí hacia el Atlántico.

Joaquim Victor explica que el único documento que describe la antigua Roça Saudade es el libro “Almada Negreiros Africano” del padre António Ambrósio, misionero en São Tomé, escritor dedicado a registrar los usos y costumbres de la isla, y que la describió así:

"La casa donde nació Almada, en la sede de Roça Saudade, estaba suspendida sobre una gruta profunda y abierta hacia el este por un balcón de estilo tropical, con vistas a un mar de vegetación que, después del primer descanso, se extendía en un aparente suave oleaje de varios kilómetros de largo, en forma de abanico de encaje, hasta el mar océano”.

 En la mesa, en lugar de frijoles, Kim, como también se le conoce, sirve una aguja, acompañada de camote, berenjena y maracuyá. Saboreamos el interior de São Tomé en un deleite que compite con la belleza del paisaje al borde del enigmático Parque Natural de Ôbo.

Roça Saudade, la cuna ecuatorial de Almada Negreiros

Es desconocido para la mayoría de los portugueses e incluso para aquellos que aman a Almada Negreiros que el artista nació allí. Y que vivió los primeros años de su vida en estos confines de clorofilina de ecuador.

Joaquim Victor explica que Almada Negreiros comenzó a ser descubierto en Santo Tomé y Príncipe recién en 2014, debido a su intervención en Roça Saudade.

A partir de ahí, se convirtió en una especie de moda histórica que ha ido impulsando.

Como testimonio de su infancia en Santo Tomé, el muro que rodea la escalera aún muestra parte de uno de los poemas en los que Almada celebraba la infancia y el cariño materno.

"Me voy a aprender de memoria los pasos de nuestra casa. Luego vengo y me siento a tu lado…”

"¡Mamá! ¡Pon tu mano en mi cabeza! Cuando pones tu mano en mi cabeza todo es tan cierto..."

La madre mencionada, Elvira Sobra de Almada Negreiros, era una rica mestiza santomea. Su marido, el padre de Almada, era António Lobo de Almada Negreiros, natural de Aljustrel, teniente de Caballería, periodista, escritor, ensayista y masón. Posteriormente, fue nombrado administrador del municipio de São Tomé.

La presencia del padre António Ambrósio en la vida de la familia Negreiros

El padre António Ambrósio, a quien ya hemos mencionado, además de ser una especie de cronista de Santo Tomé, fue responsable de los sacramentos en el interior de la isla.

Realizó el bautismo de la recién nacida Almada, en la Igreja da Trindade, hoy, capital del distrito de Mé-Zóchi. Y así lo narró en su libro "Almada Negreiros Africana"

«El día veinticuatro de junio del año mil ochocientos noventa y tres, en esta Iglesia Parroquial de la Santísima Trinidad, Municipio de S. Thomé, Diócesis de S. Thomé e Príncipe, bauticé solemnemente a un individuo varón, a quien di el nombre de – JOSÉ- y que nació en esta parroquia, en Fazenda Saudade, a las tres de la mañana del día siete de mcz d'abril del año de mil ochocientos noventa- tres, hijo ilegítimo del hijo legítimo de António Lobo d'Almada Negreiros, casado, nacido en Portugal, propietario, agricultor y doña Elvira Sobral de Almada Negreiros, casada, nacida en esta parroquia, propietario, feligreses de esta parroquia, vecinos de la Granja antes mencionada, nieto paterno de Pedro d'Almada Pereira y Margarida Francisca de Almada Lobo Branco de Negreiros. Era el padrino José António Freire Sobral, casado, propietario y agricultor y la madrina doña Marianna Emília de Souza Sobral, casada, propietaria y agricultora, todos los cuales sé que son suyos. Y para que conste, hice esta acta por duplicado, que después de ser leída y conferida ante los padrinos, la firmaron conmigo.”

Su padre António Lobo, también autor de renombre, insistió en dedicarle un poema de su obra “ecuatorial” al rodaje, el 7 de abril de 1894, al año de edad.

¡Un año! un beso de luz

¡En tu cara, niño!

esperanza más suave

¡Que florece y seduce!

La bonanza nunca termina

que tu frente traduce,

Como un beso de Jesús

De la madre en virginea trenza

La tragedia y el regreso de la Almada Negreiros al Metropole

En 1895, apenas dos años después de dar a luz a José Sobral de Almada Negreiros, moría Elvira Negreiros. La muerte de su esposa hirió la “Suavíssima esperanza” de António Lobo y el coraje de continuar en São Tomé.

Indefenso, el administrador decidió regresar a la Metrópolis.

Vivió, en los primeros tiempos, en Lisboa. Encomendó a José Sobral y a su hermano António al Colegio de los Jesuitas de Campolide. Ambos permanecieron allí hasta 1910, cuando la Implantación de la República dictó el cierre del establecimiento.

El año de cambio del siglo XX iba a tener la cita ineludible de la Exposición Universal de París. António Lobo fue designado responsable del Pavilhão das Colónias con el que Portugal presumía.

no vivía en São Tomé.

José Sobral de Almada Negreiros, el predestinado Almada, creció en Roça Saudade sólo hasta los dos años. Sería imposible encontrar algo de su legado artístico de Santomé en la propiedad.

Precioso legado de Roça Saudade

Como señala Joaquim Victor, la realidad resultó ser otra en cuanto a la experiencia de la familia en el campo hasta finales del siglo XIX.

“Con el tiempo, la casa se ha deteriorado mucho. Se convirtió en un peligro latente para los niños que vivían en Saudade y sus alrededores, que se aventuraban a explorarla y a jugar en sus ruinas”.

El trabajo de restauración dirigido por Kim partió de los cimientos originales de la casa del porche. Fueron hechos a mano, con mucha paciencia y con el gratificante descubrimiento de cientos de piezas de la época de los padres y abuelos de Almada.

Parte de ellos procedían de renombradas alfarerías portuguesas como Sacavém y Alcântara.

Joaquim, se empeñó en quedárselos, con la intención de exponerlos más tarde.

Nos desviamos, por un momento, de la Casa Museu Almada Negreiros, con la idea de echar un vistazo a la cercana cascada de São Nicolau.

Cuando volvemos, otro grupo de estudiantes llega a la antigua Roça Saudade, procedente de la capital, de los muchos que ahora aprenden sobre Almada en las escuelas.

Y que, orgullosos de su São Tomé natal, viajan al corazón de la isla para visitarla, en incursiones introspectivas en la cultura de Santo Tomé, en exploraciones semiordenadas de la civilización ecuatorial de la isla.

São Tomé e Príncipe

Cocoa Gardens, Corallo y la fábrica de chocolate

A principios del siglo XX, Santo Tomé y Príncipe generava más cacao que cualquier otro territorio. Gracias a la dedicación de algunos empresarios, la producción sobrevive. Las dos islas saben al mejor chocolate.
Principe (Isla del), São Tomé e Príncipe

Viaje al Retiro Noble de la Isla de Príncipe

A 150 km de soledad al norte de la matriarca Santo Tomé, la isla de Príncipe se eleva desde el Atlántico profundo contra un entorno selvático abrupto y volcánico cubierto de montañas. Encerrada durante mucho tiempo en su amplia naturaleza tropical y un pasado luso-colonial contenido pero conmovedor, esta pequeña isla africana todavía alberga más historias que contar que visitantes que escuchar.
São Tomé, São Tomé y Príncipe

Viaje a Donde São Tomé apunta el Ecuador

Seguimos por la carretera que une la capital con el extremo afilado de la isla. Cuando llegamos a la Roça Porto Alegre, con el islote de Rolas y la Línea del Ecuador frente a nosotros, nos habíamos perdido una y otra vez en el drama histórico y tropical de Santo Tomé.
Ilhéu das Rolas, São Tomé e Príncipe

Ilhéu das Rolas: São Tomé y Principe a Latitude Zero

Ilhéu das Rolas, el punto más al sur de Santo Tomé y Príncipe, es exuberante y volcánico. La gran novedad y punto de interés de esta extensión insular de la segunda nación africana más pequeña es la coincidencia de la cruzar la Línea del Ecuador.
São Tomé, São Tomé e Príncipe

A través de la Cocorota Tropical de São Tomé

Con la capital homónima a nuestras espaldas, nos dedicamos a descubrir la realidad de la roça Agostinho Neto. Desde allí, tomamos la carretera costera de la isla. Cuando el asfalto cede a la jungla, Santo Tomé se había confirmado una de las islas africanas más deslumbrantes.
Santo Tomé (ciudad), São Tomé e Príncipe

La Capital de los Trópicos Santomenses

Fundada por los portugueses, en 1485, Santo Tomé prosperó durante siglos, como la ciudad, gracias a los bienes que entraban y salían de la isla homónima. La independencia del archipiélago lo confirmó como la bulliciosa capital que pisamos, siempre sudando.
Key West, Estados Unidos

El Recreo Caribeño de Hemingway

Effusivo como siempre, Ernest Hemingway llamó a Key West "el mejor lugar en el que he estado ...". En las profundidades tropicales de los Estados Unidos, encontró la evasión y la diversión loca y borracha. Y la inspiración para escribir con una intensidad a la altura.
San Petersburgo e Mikhaylovkoe, Rusia

El escritor que sucumbió a su propia trama

Alexander Pushkin es aclamado por muchos como el más grande poeta ruso y el fundador de la literatura rusa moderna. Pero Pushkin también dictó un epílogo casi tragicómico a su prolífica vida.
San Petersburgo, Rusia

Sobre la pista de "Crimen y castigo"

En San Petersburgo, no podemos resistirnos a procurar la inspiración para los personajes viles de la novela más famosa de Fyodor Dostoievski: sus propias lástimas y las miserias de algunos conciudadanos.
Goiás Velho, Brasil

Vida y obra de una escritora marginada

Nacida en Goiás, Ana Lins Bretas pasó la mayor parte de su vida lejos de su castradora familia y de la ciudad. Regresada a sus orígenes, retrató la mentalidad prejuiciosa del campo brasileño.
Upolu, Samoa

La Isla del Tesoro de Stevenson

A los 30 años, el escritor escocés comenzó a buscar un lugar para salvarlo de su cuerpo maldito. En Upolu y Samoa, encontró un refugio acogedor al que entregó su corazón y su vida.
Big Sur, Estados Unidos

La costa de todos los refugios

A lo largo de 150 km, la costa californiana está sujeta a una inmensidad de montañas, océanos y niebla. En este escenario épico, cientos de almas atormentadas siguen los pasos de Jack Kerouac y Henri Miller.
Centro de São Tomé, São Tomé e Príncipe

De Roça a Roça, Hacia el Corazón Tropical de São Tomé

En el camino entre Trindade y Santa Clara, nos topamos con el aterrador pasado colonial de Batepá. Al pasar por las roças de Bombaim y Monte Café, la historia de la isla parece haberse diluido en el tiempo y en la atmósfera clorofílica de la selva santomense.
Roca Sundy, Isla del Príncipe, São Tomé e Príncipe

La certeza de la teoría de la relatividad

En 1919, Arthur Eddington, un astrofísico británico, eligió el jardín Sundy para probar la famosa teoría de Albert Einstein. Más de un siglo después, el norte de la isla de Príncipe que lo acogió sigue siendo uno de los lugares más impresionantes del universo.
Reserva de Masai Mara, Masai Land Travel, Kenia, Masai Convivial
Safari
Masai Mara, Kenia

Reserva Masai Mara: de Viaje por la Tierra Masai

La sabana de Mara se hizo famosa por el enfrentamiento entre millones de herbívoros y sus depredadores. Pero, en una valiente comunión con la vida silvestre, son los humanos Masai los que se destacan allí.
Fiel luz de velas, templo de la gruta de Milarepa, circuito de Annapurna, Nepal
Annapurna (circuito)
Circuito de Annapurna: 9º Manang a Cueva Milarepa, Nepal

Un paseo entre la aclimatación y la peregrinación

En pleno en el Circuito Annapurna, llegamos a Manang (3519m), todavía necesitando aclimatar para los tramos más altos que siguierían, inauguramos un viaje también espiritual a la cueva nepalí de Milarepa (4000m), el refugio de un Siddha (sabio) y santo budista.
Estatua de la Madre Armenia, Ereván, Armenia
Arquitectura y Diseño
Ereván, Armenia

Una capital entre Oriente y Occidente

Heredera de la civilización soviética, alineada con el gran Rusia, Armenia se deja seducir por las formas más democráticas y sofisticadas de Europa Occidental. En los últimos tiempos, los dos mundos han chocado en las calles de tu capital. Desde la disputa popular y política, Ereván dictará el nuevo rumbo de la nación.
Barcos sobre hielo, isla de Hailuoto, Finlandia.
Aventura
Hailuoto, Finlândia

Un refugio en el golfo de Botnia

Durante el invierno, la isla de Hailuoto está conectada con el resto de Finlandia por la carretera de hielo más larga del país. La mayoría de sus 986 habitantes estima, sobre todo, la distancia que les otorga la isla.
Helado, Festival Moriones, Marinduque, Filipinas
Fiestas y Cerimónias
Marinduque, Filipinas

Cuando los Romanos invaden las Filipinas

Ni el Imperio de Oriente llegó tan lejos. Durante la Semana Santa, miles de centuriones se apoderan de Marinduque. Allí se recrean los últimos días de Longinus, el centurión que hirió JesuCristo y se ha convertido al Cristianismo.
Vista de la Serra do Cume, Isla Terceira, Unique Azores
Ciudades
Isla Terceira, Azores

Isla Terceira: viaje a través de un archipiélago único de las Azores

Se llamó la Isla de Jesucristo y ha irradiado, durante mucho tiempo, el culto al Espíritu Santo. Alberga Angra do Heroísmo, la ciudad más antigua y espléndida del archipiélago. Son solo dos ejemplos. Los atributos que hacen la isla Terceira única son muchos.
joven vendedora, nación, pan, Uzbekistán
Comida
Valle de Fergana, Uzbekistán

Uzbekistán, la Nación que no Carece de Pan

Pocos países aprovechan los cereales como Uzbekistán. En esta república de Asia Central, el pan juega un papel vital y social. Los uzbekos lo producen y consumen con devoción y en abundancia.
Cabalgatas en tonos dorados
Cultura
El Calafate, Argentina

Los Nuevos Gauchos de la Patagonia

En los alrededores de El Calafate, en lugar de los habituales pastores a caballo, nos encontramos con ganaderos ecuestres gauchos y otros que exhiben, para deleite de los visitantes, la vida tradicional de las pampas doradas.
Espectador, fútbol Melbourne Cricket Ground-Rules, Melbourne, Australia
Deportes
Melbourne, Australia

El Fútbol donde los australianos dictam las Reglas

Aunque se juega desde 1841, el Fútbol Australiano solo ha conquistado una parte de la Gran Isla. La internacionalización nunca ha ido más allá del papel, frenada por la competencia del rugby y del fútbol clásico.
Composición sobre el puente de nueve arcos, Ella, Sri Lanka
De viaje
PN Yala-Ella-Kandy, Sri Lanka

Viaje a través del Corazón de Té de Sri Lanka

Dejamos la orilla marítima de PN Yala hacia Ella. De camino a Nanu Oya, serpenteamos sobre rieles a través de la jungla, entre plantaciones del famoso Ceilán. Tres horas después, de nuevo en coche, entramos en Kandy, la capital budista que los portugueses nunca lograron dominar.
Vanuatu, crucero en Wala
Etnico
Wala, Vanuatu

Crucero Acercandose, la Feria se Instala

En gran parte de Vanuatu, los días de los "buenos salvajes" han quedado atrás. En tiempos incomprendido y descuidado, el dinero ganó valor. Y cuando los grandes barcos con turistas llegan a Malekuka, los nativos se concentran en la isla de Wala y en lucrar.
Arco iris en el Gran Cañón, un ejemplo de luz fotográfica prodigiosa
Portafolio de fotos de Got2Globe
Luz Natural (Parte 1)

Y la Luz se hizo en la Tierra. Sé como usarlo.

El tema de la luz en la fotografía es inagotable. En este artículo te damos algunas nociones básicas sobre tu comportamiento, para empezar, de forma justa y única de cara a la geolocalización, la hora del día y la época del año.
Key West Wall, Cayos de Florida, Estados Unidos
Historia
Key West, Estados Unidos

El salvaje oeste tropical de EE. UU.

Hemos llegado al final de la Overseas Highway y al último bastión de las dispersas Florida Keys. La Estados Unidos continental aquí se entregan a una deslumbrante vastedad marina de color turquesa esmeralda. Y a un ensueño sureño alimentado por una especie de hechizo caribeño.
La isla de Sentosa, Singapur, la familia en la playa artificial de Sentosa
Islas
Sentosa, Singapura

La Isla de Evasión y Diversión de Singapur

Fue un bastión donde los japoneses asesinaron a prisioneros aliados y acogió las tropas que perseguían a los saboteadores indonesios. Hoy, la isla de Sentosa lucha contra la monotonía que se apoderó de Singapur.
Oulu Finlandia, el paso del tiempo
Invierno Blanco
Oulu, Finlândia

Oulu: una oda al invierno

Situada en lo alto del noreste del golfo de Botnia, Oulu es una de las ciudades más antiguas de Finlandia y su capital del norte. A sólo 220 kilómetros del Círculo Polar Ártico, incluso en los meses más fríos ofrece una vida al aire libre prodigiosa.
sombra vs luz
Literatura
Kyoto, Japón

El templo de Kioto renacido de las cenizas

El Pabellón Dorado se ha salvado de la destrucción varias veces a lo largo de la historia, incluso la de las bombas lanzadas por Estados Unidos. No resistió a la perturbación mental de Hayashi Yoken. Cuando lo admirámos, lucia como nunca.
Vaca Cachena en Valdreu, Terras de Bouro, Portugal
Naturaleza
Campos de Gerês -Terras de Bouro, Portugal 

Por los Campos do Gerês y las Terras de Bouro

Continuamos en un largo recorrido en zigzag por los dominios de Peneda-Gerês y de Bouro, dentro y fuera de esta que és una de las zonas más veneradas del norte de Portugal.
Sheki, Otoño en el Cáucaso, Azerbaiyán, Casas de otoño
caer
Sheki, Azerbayián

otoño en el cáucaso

Perdida entre las montañas nevadas que separan a Europa de Asia, Sheki es una de las ciudades más emblemáticas de Azerbaiyán. Su historia, en gran parte sedosa, incluye períodos de gran dureza. Cuando lo visitamos, los pasteles otoñales agregavan color a una peculiar vida postsoviética y musulmana.
Parques naturales
glaciares

Planeta Azul-Helado

Se forman el latitudes y / o altitudes elevadas. En Alaska ó Nueva Zelanda, Argentina ó Chile, los rios de hielo son siempre visiones deslumbrantes de una Tierra tan gélida como inhóspita.
San Juan, Old Town, Puerto Rico, Reggaeton, Flag on Gate
Patrimonio Mundial de la UNESCO
San Juan, Puerto Rico (Parte 2)

Al Ritmo del Reggaeton

Puertorriqueños inquietos e inventivos han hecho de San Juan la capital mundial del reggaeton. Al ritmo preferido de la nación, llenaron su "Ciudad Amurallada" con otras artes, color y vida.
Verificación de correspondencia
Personajes
Rovaniemi, Finlândia

De la Laponia finlandesa al Ártico, de visita a la Tierra de Papá Noel

Hartos de esperar a que el anciano barbudo descienda por la chimenea, invertimos la historia. Aprovechamos un viaje a la Laponia finlandesa y pasamos por su hogar furtivo.
Balo Beach Creta, Grecia, Balos Island
Playas
Balos a Seitán Limani, Creta, Grecia

El Olimpo Playero de Chania

No es solo Chania, la polis centenaria, llena de historia mediterránea, en el extremo noreste de Creta lo que deslumbra. La refrescan y a sus residentes y visitantes, Balos, Stavros y Seitan, tres de las costas más exuberantes de Grecia.

Ocupación china del Tíbet, Techo del mundo, Las fuerzas de ocupación
Religion
Lhasa, Tibet

La Sino-Demolición del Techo del Mundo

Los debates sobre soberanía siempre han sido una pérdida de tiempo. Cualquiera que quiera dejarse deslumbrar por la pureza, la amabilidad y el exotismo de la cultura tibetana debe visitar el territorio lo antes posible. La codicia de la civilización Han que mueve a China pronto enterrará al Tíbet milenario.
Tren tren Kuranda, Cairns, Queensland, Australia
Sobre Raíles
Cairns-Kuranda, Australia

El Tren a la Jungla de Austrália

Construido en Cairns para salvar a los mineros aislados en la selva tropical del hambre por las inundaciones, el ferrocarril de Kuranda se convirtió en el sustento de cientos de australianos alternativos.
Autobús brillante en Apia, Samoa Occidental
Sociedad
Samoa  

En busca del tiempo perdido

Durante 121 años, fue la última nación de la Tierra en cambiar el día. Pero Samoa se dio cuenta de que sus finanzas estaban quedando atrás y, a fines de 2012, decidió regresar al oeste en la LID - Línea Internacional de Data.
el proyeccionista
Vida diaria
Sainte-Luce, Martinica

Un proyeccionista nostálgico

De 1954 a 1983, Gérard Pierre proyectó muchas de las películas famosas que llegaron a Martinica. A 30 años del cierre de la sala en la que trabajaba, aún le resultaba difícil cambiar de bobina.
Acantilados sobre el Valle de la Desolación, cerca de Graaf Reinet, Sudáfrica
Fauna silvestre
Graaf Reinet, Sudáfrica

Una lanza Bóer en Sudáfrica

En los primeros tiempos de la colonia, los exploradores y colonos holandeses estaban aterrorizados por el Karoo, una región de gran calor, gran frío, grandes inundaciones y sequías severas. Hasta que la Compañía Holandesa de las Indias Orientales fundó Graaf-Reinet. Desde entonces, la cuarta ciudad más antigua de la nación arcoiris prosperó en una encrucijada fascinante de su historia.
The Sounds, Parque Nacional Fiordland, Nueva Zelanda
Vuelos Panorámicos
Fiordland, Nueva Zelanda

Los fiordos de las antípodas

Un capricho geológico convirtió a la región de Fiordland en la más cruda e imponente de Nueva Zelanda. Año tras año, muchos miles de visitantes veneran el subdominio montañoso entre Te Anau y Milford Sound.